lunes, 26 de diciembre de 2011

Bonito y caballa en escabeche

Esta receta de escabeche es mi preferida.  Ya conocéis las lentejas  y las codornices pero ahora os quiero presentar la más potente de todas, la que más se parece al escabeche de las latas de sardinas o mejillones, de calidad, claro está.  Ideal para preparar un bonito  -o atún-  o unas caballas en escabeche, como comprobaréis en las fotos de ambas recetas.



Ingredientes:

Para el escabeche:  1 zanahoria pequeña, 1 cebolla pequeña, 3 dientes de ajo, 2 clavos de especia, 1 hoja de laurel, unos 10 ó 12 granos de pimienta negra, una pizca de tomillo en polvo o una ramita, 1 cucharadita de café de pimentón rojo dulce, sal, 100 ml de aceite de oliva virgen extra, 30 ml de vinagre de jerez y 100 ml de agua o vino blanco.  

Pescado:  a elegir: bonito, atún, caballa, sardinas...  Harina, sal y aceite para freirlo.

Elaboración:

Escabeche:  Pelar y trocear la zanahoria y la cebolla.  En una sartén echamos el aceite de oliva y todos los ingredientes  -excepto el pimentón, el vinagre y el agua o vino-  y dejamos hacer a fuego lento y tapado durante unos 10 minutos.  Transcurrido ese tiempo añadimos la cucharadita de pimentón y dejamos 5 minutos más.  Retiramos del fuego y añadimos el vinagre y el agua, o vino blanco, y continuamos la cocción hasta que la zanahoria y la cebolla estén tiernas, aproximadamente unos 15 ó 20 minutos más. 

Mientras tanto, limpiamos y troceamos el pescado, lo salamos, enharinamos y freímos ligeramente, sólo vuelta y vuelta ya que se acabará de hacer en el escabeche.  Una vez frito lo disponemos en una cazuela, preferiblemente de barro o cristal, y cubrimos con  el escabeche.


 Este es el aspecto de las caballas recién hechas:


Y éste, al cabo de doce horas de reposo.  Como podéis observar, el escabeche ha adquirido otra textura y color.  También las verduritas y el pescado han cambiado de aspecto.


Consejos:

Intento dejar transcurrir un mínimo de 24 horas antes de disfrutar del bonito escabechado de las primeras fotos o de estas caballas, aunque a veces es difícil evitar la tentación de atacar la cazuela antes de tiempo...

Importante:  retirar la sartén del fuego y esperar unos segundos antes de echar el vinagre porque, de lo contrario, corremos el riesgo de que nos salte directamente a la cara.  También hay que tener cuidado con los recipientes donde dejamos reposar los escabeches ya que el vinagre puede resultar corrosivo.

Y hasta aquí la receta de hoy, un bonito o caballa en escabeche que podemos elaborar con antelación y tenerla siempre a punto para degustar.

Gracias por leerme y hasta pronto.



3 comentarios:

  1. ...es difícil evitar la tentación de atacar la cazuela....humm ! yo no la perdono !un beso..

    ResponderEliminar
  2. Mmmmm!! Me encanta el escabeche, siempre ando diciéndole a mi madre que me tiene que dar la receta de cómo lo hacía mi abuela, pero ella dice que no se acuerda muy bien, así que al final nunca lo hago... Ahora sí que lo voy a hacer :D Espero que me quede con una pinta tan buena como los tuyos ;D

    Besos!!

    ResponderEliminar
  3. Sergio Arocha: a veces vale la pena esperar... Un beso, Sergio.

    istarh: ya me contarás! No tiene ningún secreto y queda muy bien. Ya ves el colorcito que tiene... Un beso, guapísima!

    ResponderEliminar

Tu opinión es importante para mí. Gracias por dármela a conocer a través de tus comentarios.
Por favor, no dejes publicidad de tu blog o tu mensaje será eliminado.
Si quieres que conozca tu blog o para cualquier sugerencia ponte en contacto conmigo a través de comiendocomoangeles@hotmail.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...