miércoles, 11 de junio de 2014

Cuscús de espelta integral

Cuando tomé la decisión de reducir a la mínima expresión el trigo en mi dieta fui consciente de que me iba a perder un plato que me encanta, especialmente en verano, y por eso me llevé una gran alegría cuando descubrí el cuscús de espelta integral ecológica.  Hoy os presento una riquísima y sencilla receta elaborada con productos que prácticamente todos tenemos en nuestra despensa. 


Ingredientes:

Cuscús de espelta integral, agua, tomate rojo, pepino, aceitunas negras, semillas de sésamo, aceite de oliva virgen extra, zumo de limón o de lima, sal y pimienta.  Nueces y espinacas baby como guarnición.

Elaboración:

Comenzamos hidratando el cuscús de espelta.  A pesar de que en la etiqueta indica una taza y media de agua por taza de cuscús yo utilizo la misma medida de cada ya que se acaba de hidratar durante el reposo, con aliño y el jugo que van soltando los vegetales.  De hecho, el cuscús de trigo siempre lo añadía sin hidratación previa en esta receta.

Para quien no lo sepa, el cuscús no debe hervir.  Simplemente se añade agua hirviendo  -una taza de agua por taza de cuscús-  y se deja reposar unos minutos hasta que la absorbe por completo.



Aprovechamos el tiempo de espera para preparar la guarnición. Troceamos menudamente el tomate rojo, el pepino y las aceitunas negras.  Añadimos el sésamo, salpimentamos y regamos con un buen chorro de aceite de oliva virgen extra y zumo de limón o de lima, que le dará un increíble aroma y un toque de frescor, y mezclamos bien.


A continuación añadimos el cuscús de espelta integral ya hidratado y mezclamos bien con el resto de ingredientes.  Tapamos y dejamos reposar en la nevera, si se desea.  Durante este tiempo, con el aliño y el jugo que dejan el tomate y el pepino, el cuscús se acaba de hidratar y además absorbe todos los sabores de los ingredientes.


Pasadas un par o tres de horas, éste es el aspecto final de nuestro plato de hoy una vez añadida la guarnición de espinacas y nueces.  En esta ocasión lo hice como acompañamiento de unos salmonetes fritos, pero como plato único resulta ideal para una sabrosa cena ligera y nutritiva.



Consejos:

En el caso de utilizar en esta receta el cuscús normal de trigo no es necesaria la previa hidratación, como ya he comentado anteriormente.  Se añade seco a la mezcla de verduras bien aliñadas y el reposo se encarga de hacer el resto.  Si podemos, lo vamos removiendo de vez en cuando para que se impregne bien por igual.

Se le puede añadir perfectamente cebolla muy picadita y también pimiento verde, aproximándonos así a un cuscús totalmente "gazpachero".

Y hasta aquí la receta de hoy en la que os he presentado una forma sencilla, ligera y refrescante de preparar el cuscús de espelta integral.

Gracias por leerme y hasta pronto.




2 comentarios:

  1. Tiene muy buena pinta. La verdad que yo nunca he probado este plato, pero ahora sabiendo como elaborarlo, lo tendré en cuenta. Muchas gracias y un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta receta es ligera y refrescante. Seguro que te gustará... :-)
      Un abrazo y gracias por pasarte ♥

      Eliminar

Tu opinión es importante para mí. Gracias por dármela a conocer a través de tus comentarios.
Por favor, no dejes publicidad de tu blog o tu mensaje será eliminado.
Si quieres que conozca tu blog o para cualquier sugerencia ponte en contacto conmigo a través de comiendocomoangeles@hotmail.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...