lunes, 16 de enero de 2012

Caramelos de jengibre

Como complemento a la receta de jengibre confitado que os presenté hace unos días, hoy os enseñaré a preparar unos deliciosos caramelos de jengibre para que podáis disfrutar de ellos en cualquier momento.  En casa siempre los tenemos a mano y es costumbre desde hace tiempo, para reponer fuerzas durante la excursión de los domingos, llevarnos un tentempié a base de frutos secos, caramelos de jengibre y chocolate negro. 


Ingredientes:

Jengibre confitado, azúcar.

Elaboración:

Es tan sencilla que no haría falta esta receta paso a paso pero, como bien dicen que una imagen vale más que mil palabras, seguro que después de ver su increíble aspecto no os podréis resistir a prepararlos.

Colocamos los trozos de jengibre confitado sobre un colador para que se escurra bien todo el almíbar. 

El siguiente paso consiste en rebozar el jengibre en azúcar.  Yo lo hago poniendo una o dos cucharadas soperas de azúcar  -dependiendo de la cantidad de trozos-  en un recipiente de plástico junto con el jengibre.


Tapamos, sacudimos enérgicamente y...  ¡ya está!


Así ya se podrían comer pero a mí me gusta extenderlos y dejarlos secar durante unas horas.  De este modo se forma una costra de azúcar que le da una textura diferente al caramelo y también evita que se peguen al guardarlos en un bote para su conservación.


Aquí se observa claramente la diferencia entre los caramelos de jengibre recién hechos de la foto anterior y éstos, que tienen sobre unas diez o doce horas de reposo.


El reposo también hace que pierdan un poco de fuerza y tanto su sabor como textura se suavizan haciendo más agradable su degustación.

 
Consejos:

Un delicioso truco para apenas notar el picante sabor de estos caramelos de jengibre consiste en comerlos junto con un trocito de chocolate negro mínimo 70% de cacao.  De este modo, el sabor amargo del chocolate contrarresta el picante del jengibre.  Lo descubrí por casualidad  -entre maridaje y maridaje-  pero lo cierto es que, además de ser un bocado exquisito, funciona a la perfección.

Por las propiedades antieméticas del jengibre, estos dulces pueden ser un picoteo ideal en los viajes, para evitar incómodos mareos o náuseas durante el trayecto.  Este aspecto aún no lo tengo personalmente comprobado pero, a la menor ocasión, pienso experimentarlo.

Y hasta aquí la receta de hoy, unos deliciosos caramelos de jengibre de los que seguramente en breve disfrutaréis.

Gracias por leerme y hasta pronto.



18 comentarios:

  1. k buena pintota tiene....oyeeee hay gente a dieta maala :D como puedes enseñar eso :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aún puedo enseñar más cosas... XDDD
      Besos!

      Eliminar
  2. Qué buena pinta!!! Pero lo que más me ha convencido para probarlos es la mezcla con el chocolate ^.^ El próximo día que vaya a la compra a ver si me acuerdo de coger jengibre ;D

    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me contarás...
      Si eres atrevida, prueba también acompañando al café. A mí me gusta el café corto y sin azúcar con lo cual, imagina: un expresso, una onza de chocolate negro y un caramelito de jengibre... Mmmmm!
      Besitos!

      Eliminar
  3. Caramelos!!!! que ricos, ya tienes una seguidora mas! pasate por mi blog a hacerme una visita! un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida y gracias por tu comentario!
      Ahora me paso... ;-)

      Eliminar
  4. Ayyy por Dios me comeria todo!!!!! ainsss no se si a mi me saldrian igual......lo intentare...

    te sigooo...visita mi blog..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida y gracias por seguirme! ^^
      Es un poco trabajoso el jengibre confitado pero muy fácil de hacer. Seguro que te sale a la primera...
      Besos y ya tienes otra seguidora! ;-)

      Eliminar
  5. Están para comérselos, de la buena pinta que tienen. Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Gracias! Y te aseguro que, si se ven bien, aún saben mejor...
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Delicioso blog, está para comerselo y chuparse los dedos después.
    Un beso
    Nela

    ResponderEliminar
  8. Hola Angeles, lo que dices del chocolate, es porque el chocolate tiene la capacidad de enmascarar otros sabores. Lo mismo sucede con el queso. En este sentido, dicen que cuando se hace una tabla de fiambres y quesos, en realidad no sirve de nada gastarse una fortuna en un vino carisimo, ya que el potente sabor de algunos quesos enmascaran el sabor del vino. Lo que sí me sorprendió, son tus caramelos de jengibre. Seguro que están exquisitos. Saludos!!!

    ResponderEliminar
  9. Realmente lo están, Gustavo.

    La preparación del jengibre confitado es un poco laboriosa pero vale la pena por sus múltiples aplicaciones. La mermelada de naranja con jengibre es exquisita y los caramelos son un placentero modo de disfrutar de las innumerables propiedades medicinales de este producto, aunque con mesura debido a la cantidad de azúcar que llevan en su elaboración...

    Gracias por tu interesante aportación sobre el chocolate. No tenía ni idea y en mi caso fue fruto de un maridaje experimental.

    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  10. Adoro el jengibre peor además me conviene tomarlo por salud. necesito tener jengibre siempre en casa, y harta de que a veces se estropeara en la nevera, opté ya hace tiempo a comprarlo desecado, para hacer infusiones, y confitado para llevar conmigo. El que yo compro confitado viene a ser parecido a estos caramelos, pero lo cierto es que llevo tiempo buscando la receta del jegibre confitado al estilo oriental, que es una manera en la que consigues que el producto te dure lo menos un mes y lo puedes llevar contigo y tomarlo en cualquier comento. No es un confite como el de aquí, se obtienen unas láminas desecadas, y a ellas se les añade azúcar para poder comerlas puras. ¿ Tendrás idea de cómo se hace eso ? El precio del jengibre confitado y desecado es un atraco, me gustaría poder hacerlo en casa ya que, como te digo, lo debo tomar a menudo por un tema de salud.

    Mi mail de contacto por si tuvieras un post o supieras de algún link sobre el tema es mapachitoblogger"@"yahoo.es

    Perdón por las molestias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desconocía ese tipo de jengibre, desecado, pero te aseguro que en cuanto vaya a la tienda de productos japoneses lo compraré.

      Siento no poder ayudarte con la receta ya que, al no haberlo probado nunca, ni siquiera puedo tener una idea de cómo hacerlo: si es confitado y luego laminado y desecado, por ejemplo en el horno a muy baja temperatura varias horas, o desecado en crudo... :-(
      De todos modos el jengibre con su almíbar, en la nevera, me dura mucho tiempo y lo voy sacando a medida que lo necesito para ir haciendo los caramelos.

      Hasta que descubras o descubramos la receta, quizá sea ésta la mejor y más económica manera de tener jengibre a mano...

      Si me entero de algo no dudes en que te lo haré saber. Gracias por tu comentario.

      Eliminar

Tu opinión es importante para mí. Gracias por dármela a conocer a través de tus comentarios.
Por favor, no dejes publicidad de tu blog o tu mensaje será eliminado.
Si quieres que conozca tu blog o para cualquier sugerencia ponte en contacto conmigo a través de comiendocomoangeles@hotmail.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...