martes, 18 de agosto de 2015

Delicia de chocolate con sólo dos ingredientes

En la entrada anterior presenté una tarta de chocolate negro también con sólo dos ingredientes y os comenté que seguiría experimentando.  No he podido resistir la tentación y ya estoy de vuelta con esta delicia de chocolate, esta vez con leche, cuyo resultado me ha dejado realmente sin palabras.


Como se trataba de una prueba sólo hice una ración y utilicé como molde un aro de emplatar de diez centímetros de diámetro.  También reduje el tiempo de cocción para obtener un resultado más suave y jugoso, como observaréis en la foto inferior.

Ingredientes para una ración:

60 gr de chocolate con leche  (usé Nestlé extrafino)  y 1 huevo tamaño L.



Elaboración:


En la entrada anterior ya explico paso a paso cómo hacer esta receta, aún más sencilla en esta ocasión.  Troceamos el chocolate con leche y lo fundimos al baño María, dejándolo enfriar un poco antes de añadirle la yema del huevo.  Montamos la clara a punto de nieve y la unimos a la mezcla anterior con suavidad procurando que no pierda demasiado aire.  Precalentamos el horno a 170ºC.

En una bandeja coloqué un cuadrado de papel de hornear y forré un aro de emplatar, creando así un improvisado molde para una ración.  Volcamos la mezcla y horneamos durante 15 minutos, tiempo suficiente para un pastelito de este tamaño.  Este es el aspecto recién salido del horno, pero enseguida bajará un poco.


Esperamos unos minutos hasta poder manipularlo sin quemarnos y lo dejamos enfriar sobre una rejilla.  He decorado con chocolate blanco rallado cuando aún estaba caliente.


Consejos:

Al haber reducido el tiempo de cocción el resultado es de una textura suave y jugosa.  Si vais a hacer una tarta más grande, como la de la receta anterior, os recomiendo hornear entre 20 y 25 minutos como máximo.  Quizás no tenga tanto cuerpo y se hunda un poco, pero el resultado final lo merece.  De hecho, en la próxima tarta de chocolate negro aplicaré estos tiempos de cocción.

Y hasta aquí la receta de hoy, una sorprendente delicia de chocolate con tan sólo dos ingredientes y en versión mini.  Así que no hay excusa que valga para no daros un capricho, como hice yo...

Gracias por leerme y hasta pronto.




4 comentarios:

  1. Mmmmmmm!!! Y con chocolate blanco :D Mejor así, más jugosita ;)

    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está de muerte... ¡te lo aseguro!
      Besos ♥

      Eliminar
  2. Pero que pintaaaaaaaa! Me la anoto porque me parece super sencilla y ha de estar super rica!
    Un miauuuuubesito enorme guapísima!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es la magia de la repostería, y de la cocina en general... ¡Te encantará!
      Besos ♥

      Eliminar

Tu opinión es importante para mí. Gracias por dármela a conocer a través de tus comentarios.
Por favor, no dejes publicidad de tu blog o tu mensaje será eliminado.
Si quieres que conozca tu blog o para cualquier sugerencia ponte en contacto conmigo a través de comiendocomoangeles@hotmail.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...