domingo, 6 de julio de 2014

Sardinas en escabeche

Hace tiempo ya publiqué ya una receta de bonito y caballa en escabeche y, a riesgo de parecer repetitiva, hoy me permito la licencia de publicar una ligera variación aprovechando que estamos en plena temporada de sardinas.  En verano siempre tengo en la nevera sardinas en escabeche ya que se conservan perfectamente durante varios días y, seamos realistas, tanto en bocata como con ensalada están riquísimas y nos sacan de cualquier apuro ante un imprevisto.



Ingredientes:

Sardinas, harina, aceite para freírlas.  Para el escabeche: 1 zanahoria pequeña, 1 cebolla pequeña, 3 dientes de ajo, 2 clavos de especia, 1 hoja de laurel, unos 10 granos de pimienta, tomillo en polvo o una ramita, 1 cucharadita de café de pimentón rojo dulce, sal, 120 ml de aceite de oliva virgen extra, 40 ml de vinagre de jerez y 120 ml de agua (utilizo mineral) o vino blanco.

Elaboración:

Pelamos y troceamos la zanahoria y la cebolla.  En una sartén echamos todos los ingredientes (excepto el pimentón rojo, el vinagre y el agua o vino) y dejamos cocinar a fuego lento y tapado durante unos 10 minutos.  Transcurrido ese tiempo añadimos la cucharadita de pimentón y dejamos 5 minutos más.  Retiramos del fuego  -para evitar salpicaduras-  y añadimos el vinagre y el agua, o vino blanco, cocinando unos 15 minutos más hasta que la zanahoria y la cebolla estén tiernas.

Aprovechamos los tiempos de cocción para ir preparando las sardinas.  Para esta receta las escojo pequeñas y les retiro la cabeza y la tripa, aunque hay quien sólo les quita la cabeza.  La cantidad de escabeche obtenida en la receta es suficiente para unas veinte sardinas.  Una vez limpias se enharinan y fríen en aceite bien caliente, vuelta y vuelta, ya que se acabarán de hacer durante el reposo.  Las colocamos sobre papel de cocina para retirar el exceso de aceite, las disponemos en un recipiente de barro o de cristal y cubrimos con el escabeche.  


Consejos:

Hay que dejar este plato un mínimo de 24 horas en reposo antes de poder disfrutarlo, pero os aseguro que vale la pena esperar.  Las sardinas en escabeche de las fotografías llevan tres días en la nevera y están listas para ser degustadas con una buena rebanada de pan de aceite o una focaccia de aceitunas negras, receta que próximamente os mostraré.

Y hasta aquí la receta de hoy, unas sardinas en escabeche elaboradas con antelación y que podemos disfrutar en cualquier momento. Que el veranito no está hecho para andar entre fogones...

Gracias por leerme y hasta pronto.




2 comentarios:

  1. Me encantan como tu dices ahora en verano..,al iguall que el boqueron en vinagre..

    ResponderEliminar

Tu opinión es importante para mí. Gracias por dármela a conocer a través de tus comentarios.
Por favor, no dejes publicidad de tu blog o tu mensaje será eliminado.
Si quieres que conozca tu blog o para cualquier sugerencia ponte en contacto conmigo a través de comiendocomoangeles@hotmail.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...